IMG_7072

Entrevista Miss Juanita

1. ¿Cuál es la característica que más define la personalidad de Miss Juanita y por qué?

Creo que algo que me caracteriza es mi energía. Quienes han tenido la oportunidad de tener clase o pasar tiempo conmigo pueden notar que tengo excesos de energía y que me río por todo. Siendo honesta, y dándole humor a las cosas, soy Hiperactiva ¡imposible no tener excesos de energía! Bueno, eso y que realmente considero que cada día es un regalo así que elijo todas las mañanas mientras medito, ser mi mejor versión para ser feliz y que otros sean felices.

 

2. ¿Cuándo decidiste decidirte a ser profesora de ciencias? ¿Por qué?

Esta es quizás una de las primeras historias que le cuento a mis estudiantes cuando recién nos conocemos. Nunca estuvo en mis planes ser profesora, de hecho recuerdo bastante que en el colegio y cuando elegí estudiar biología decía: “NOOO yo no podría ser profesora, ese nivel de paciencia no lo tengo, ¡Me enloquecería!”. Hace un poco más de tres años mi primera experiencia como docente fue en la Universidad del Rosario dictando clase en los primeros semestres, ahí noté que me gozaba bastante el tema sin embargo me sentía rara por no ser como el resto de mis colegas. Después de eso me fui un tiempo corto a trabajar como investigadora en la Universidad de California en Riverside, me consideraba un ser humano feliz. Imaginense, como bióloga en una de las mejores universidad aprendiendo sobre entomología y evolución genética, una locura y de las mejores experiencias de mi vida. De hecho tras esa experiencia creía y consideraba ese sería mi campo de acción sin embargo al volver al país me encontré con la realidad de muchas profesiones, no hay trabajo en lo que soñamos o en lo creemos en ese momento nos apasiona. Ahí cambió mi vida, me llamaron de un colegio en Bogotá a ofrecerme una plaza como docente de ciencias para pre-primaria (4to a 7mo), lo consideré mucho más aún como recién egresada entendía que debía aprovecharlo. Empecé súper nerviosa y sin la más remota idea de cómo enseñar nada. Por tanto, decidí que lo mejor que podía hacer era no convertirme en esos profesores aburridos que recordaba de mi niñez y, en efecto, me enamoré de la docencia. Hoy no me veo haciendo algo diferente.

 

3. ¿Cual es el reto más grande que sientes has atravesado como docente?

Creo que he tenido dos momentos bastante retadores, el primero empezar a dictar clases cuando te has formado toda la vida para hacer investigación o hablar con  un lenguaje demasiado formal y cuadriculado. Me costó montones soltar ese molde de científica para permitir a la Juanita profesora salir.

 

Y el segundo, sin duda alguna la situación que estamos atravesando. JAMÁS consideré la posibilidad de atravesar una pandemia, ¡nunca creí tener que dictar clases de manera virtual! Estoy acostumbrada a dictar clases repletas de juegos y experimentos, donde hay ruido y movimiento todo el tiempo. 

Claro que ha sido un reto transformar la manera de enseñar, el asegurar que los chicos están ahí pendientes de todo y que no están aburridos es muchísimo más difícil a través de una pantalla. Es una labor que ahora requiere muchísima más planeación que antes, más creatividad y en efecto, muchísima más energía! Es retador, agotador sin embargo ver lo que estamos logrando como grado y comunidad literalmente me hace llorar de felicidad.

 

4. Una de las características que más define tus clases es la creatividad, ¿Cómo constantemente fusionan la creatividad con la ciencia? ¿Tienes una metodología en especial?

Siendo honesta siempre he creído que aprender debe ser un proceso, algo que le digo mucho a los chicos es que me niego rotundamente a ser de esas profesoras de hace años que solo nos ponían a leer, memorizar y responder preguntas que después del examen ya ni sabía cómo contestar. Creo además que la ciencia nos permite ser eternamente niños, nos lleva a ser curiosos todo el tiempo y descubrir un sin número de cosas a diario! Por lo mismo, considero que la ciencia no debe quedarse en la comunidad científica, que es algo que sucede montones! sino que por el contrario debe estar al alcance de todos! Debe tener un lenguaje que todos entendamos, porque a la larga a diario estamos haciendo ciencia sin notarlo. 

 

¿Cómo lo hago? bueno esa es una pregunta que ni yo sé cómo responder. Creo que siempre pongo mi personalidad en cada clase y constantemente pienso en experiencias que generen tal impacto en los chicos que no se les olvide por nada en el mundo porque los llevó a analizar y establecer una relación más allá de lo básico. Cada juego, cada «locura» tiene un fin, es como una búsqueda del tesoro. Pienso cada unidad como un juego de un par de semanas donde les voy dando pistas a los chicos sin embargo al final son ellos lo que me sorprenden con las construcciones mentales complejas que generan… SIEMPRE TERMINO UNA UNIDAD LLORANDO DE ORGULLO! 

 

5. ¿Qué mensaje le dejas a tus estudiantes que se quieran enfocar en el área de  biología y ciencias en su futuro?

La biología, y cualquier rama de la ciencia, es un universo mágico. A diario cómo científicos nos damos la oportunidad de volver a ser niños, de preguntar, de ser curiosos y de jugar para llegar a una conclusión. Obviamente, si fuera por mi quisiera que todos fuesen biólogos sin embargo, me parece más importante decirle a los estudiantes general que en la vida estamos hechos para ser felices y cuando hacemos lo que realmente nos apasiona, no sentimos carga alguna. Estudien o trabajen en algo que les mueve cada fibra de su cuerpo, no se preocupen por nada más porque cuando hacemos lo que amamos, el resto de cosas van llegando. Recuerdo mucho que mis amigos decían que me iba a morir de hambre por ser bióloga y, acá entre nos, evidentemente soy excesivamente feliz, amo mi trabajo, amo mi carrera y OBVIO no me estoy muriendo de hambre jajaja Suena hippie, sin embargo es la verdad.

Tags: No tags

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *